Avisar de contenido inadecuado

El derramamiento del Espíritu Santo

{
}

Hoy, en el día de Pentecostés se realiza el cumplimiento de la promesa que Cristo había hecho a los Apóstoles. En la tarde del día de Pascua sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo» (Jn 20,22). La venida del Espíritu Santo el día de Pentecostés renueva y lleva a plenitud ese don de un modo solemne y con manifestaciones externas. Así culmina el misterio pascual.

El Espíritu que Jesús comunica crea en el discípulo una nueva condición humana y produce unidad. Cuando el orgullo del hombre le lleva a desafiar a Dios construyendo la torre de Babel, Dios confunde sus lenguas y no pueden entenderse. En Pentecostés sucede lo contrario: por gracia del Espíritu Santo, los Apóstoles son entendidos por gentes de las más diversas procedencias y lenguas.

El Espíritu Santo es el Maestro interior que guía al discípulo hacia la verdad, que le mueve a obrar el bien, que lo consuela en el dolor, que lo transforma interiormente, dándole una fuerza, una capacidad nuevas.

El primer día de Pentecostés de la era cristiana, los Apóstoles estaban reunidos en compañía de María, y estaban en oración. El recogimiento, la actitud orante es imprescindible para recibir el Espíritu. «De repente, un ruido del cielo, como de un viento recio, resonó en toda la casa donde se encontraban. Vieron aparecer unas lenguas, como llamaradas, que se repartían, posándose encima de cada uno» (Hch 2,2-3).

Todos quedaron llenos del Espíritu Santo, y se pusieron a predicar valientemente. Aquellos hombres atemorizados habían sido transformados en valientes predicadores que no temían la cárcel, ni la tortura, ni el martirio. No es extraño; la fuerza del Espíritu estaba en ellos.

El Espíritu Santo, Tercera Persona de la Santísima Trinidad, es el alma de mi alma, la vida de mi vida, el ser de mi ser; es mi santificador, el huésped de mi interior más profundo. Para llegar a la madurez en la vida de fe es preciso que la relación con Él sea cada vez más consciente, más personal. En esta celebración de Pentecostés abramos las puertas de nuestro interior de par en par.

{
}
{
}

Comentarios El derramamiento del Espíritu Santo

soy de monterrey nuevo leon soy rapero y dios me una de manera fuerte en la music y en la predicaciones y en alianzas de jovenes estamos gravando un  disco para cristo ya muy pronto por todos lados se va a escuchar mil vendiciones para toda l a iglesia de dios y animo en genera  ya mero viene cristo por su peublo y ke no desmayen por ke nos kedamos bendicciones desde monterry nuevo leon mi correo es mariohl_13@hotmail.com para ke me aggregen mc_brown23
MARIO MARIO 23/07/2009 a las 20:07
Hola mi nombre es Wilder López Zárate  , soy de Perú, lo siento por lo menos.
Wilder Wilder 11/02/2010 a las 21:38
la virgen maria fue la madre de jesus aqui en la tierra
moises moises 22/11/2010 a las 13:03
Así es Moisés, en la tierra y en el Cielo también
.
mariam maria 22/11/2010 a las 16:21

Deja tu comentario El derramamiento del Espíritu Santo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre